Last Call before Summer.

Foto: Sergi
Foto: Sergi

La primavera esta a la vuelta de la esquina. Se huele, aunque seguimos sufriendo las bajas temperaturas.  

 

Y mientras unos ansiosos están esperando la nueva temporada y por fin temperaturas agradables, otros sueñan de un mar revuelto, listos para pillar las últimas tormentas del invierno.

Existen estudios sobre sueños, donde soñar con un mar revuelto de mucho oleaje significa que se van a presentar contrariedades que se deberá afrontar si se quiere seguir adelante.

 

Y sinceramente, los días de levante fuerte en las playas de Badalona son un desafío a que sólo se enfrentan los valientes, que interpretan el mar agitado como la vida que te va a regalar nuevas oportunidades. Convertir retos en oportunidades, sinonimia de un día de Levante en la costa central. 

Escribir comentario

Comentarios: 0